Manualidades, Tutoriales

Para empezar bien el año: El Tarro Anticatarro (emocional)

“Esta es la historia de un hombre que yo definiría como un buscador … Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.”

Bueno bueno, está bien, dejaré la historia para el final ;)

No sabéis lo contenta que estoy de escribir esta entrada… Este año quiero actualizar más a menudo Siete Pinceles (¡benditos propósitos! pero es que si no nos los hacemos, puede que ni los intentemos cumplir).

Bien, pues para empezar el año, me he hecho un tarro un poco especial ;)

Tarro_Anticatarro_1

El Tarro Anticatarro es fácil de utilizar. Cuando haya algo que me haga sentir bien (un día en el que me he reído mucho, un detalle bonito que tengan conmigo, una dificultad superada por tonta que sea, etc), lo escribiré en un papel, lo meteré en el tarro, y el día 31 de Diciembre lo abriré y leeré todo lo escrito.

Al final de año, yo no puedo evitar hacer recuento de que me han parecido los últimos 365 días. La mente tiene una facilidad increíble para recordar las cosas malas, ¡y a mi ser optimista no le gusta permitirlo! Creo que este Tarro es una idea bonita para ésto :)

Ha sido facilísimo. Compré un bote de cristal en un bazar chino y le planté una etiqueta que hice con mi querido Photoshop.

Tarro_Anticatarro_2

Tarro_Anticatarro_5

Tarro_Anticatarro_8

Como véis, lo compré bien grande, porque creo que el 2013 va a traer muchas cosas buenas :)

Tarro_Anticatarro_4

Tarro_Anticatarro_3

El mío tiene la tapa en dos partes, y aunque no sé muy bien por qué, me sirve para mi cometido jeje.

Tarro_Anticatarro_9

Tarro_Anticatarro_6

 

Si queréis hacerlo, aquí os dejo la etiqueta que he creado para que la podáis imprimir al tamaño que queráis :)

ETIQUETA TARRO1

Os dejo con la historia que dejé al principio, que siempre me ha gustado y creo que viene muy a cuento ;) Podéis leerla pinchando en Mostrar.

[spoiler title=”El buscador”]Esta es la historia de un hombre que yo definiría como un buscador… Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente, sabe qué es lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.

Un día, el buscador sintió que debería ir a la ciudad de Kammir. Él había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, de modo que dejó todo y partió.

Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos, divisó a lo lejos la ciudad de Kammir. Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó mucho la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores bellas. La rodeaba por completo una especie de valla de madera lustrada… Una portezuela de bronce lo invitaba a entrar.

De pronto sintió que olvidaba el pueblo, y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar. El buscador traspasó el portal y caminó lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles. Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de este paraíso multicolor. Sus ojos eran los de un buscador, y quizá por eso descubrió sobre una de las piedras, aquella inscripción:

“Aquí yace Abdul Tareg. Vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días.”

Se sobrecogió un poco al darse cuenta que esa piedra no era simplemente una piedra, era una lápida. Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estuviera enterrado en ese lugar. Mirando a su alrededor el hombre se dio cuenta que la piedra de al lado, tenía también una inscripción. Se acercó a leerla; decía:

“Aquí yace Yamir Kalib. Vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas.”

El buscador se sintió terriblemente abatido. Ese hermosolugar era un cementerio y cada piedra, una tumba. Una por una leyó las lapidas. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto.

Pero lo que más lo conecto con el espanto, fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los 11 años. Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar. El cuidador del cementerio, que pasaba por ahí, se acercó. Lo miró llorar por un rato en silencio, y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.

“No, ningún familiar” dijo el buscador. “¿Qué pasa con este pueblo? ¿Qué cosa terrible hay en esta ciudad? ¿Porqué tantos niños muertos enterrados en este lugar…? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que los ha obligado a construir un cementerio de niños…?”

El anciano respondió:

“Puede usted serenarse. No hay tal maldición. Lo que sucede es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré… Cuando un joven cumple quince años, sus padres le regalan una libreta como ésta que tengo aquí colgando del cuello. Y es tradición entre nosotros, que a partir de ese momento, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abra la libreta y anote en ella, a la izquierda, que fue lo disfrutado y a la derecha, cuanto tiempo duró el gozo. “Conoció a su novia, y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿una semana..? ¿dos.? ¿tres semanas y media…? Y después, la emoción del primer beso, la fiesta de bodas, ¿cuánto duró la alegría del matrimonio? ¿dos días…? ¿una semana..? ¿Y el casamiento de sus amigos…? ¿Y el viaje mas deseado…? ¿Y el encuentro con quien vuelve de un país lejano..? ¿Cuánto tiempo duró el disfrutar de esas sensaciones…? ¿Horas..? ¿días…?. Así, vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos.

Cuando alguien muere es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo anotado, para escribirlo sobre su tumba, porque es, amigo caminante, el único y verdadero tiempo VIVIDO.” Jorge Bucay[/spoiler]

¿Os ha gustado la idea? ¿Qué tal habéis empezado el año? :)

¡Nos vemos pronto! Un besico.

María José

Entrada anterior Próxima entrada

Quizás también te interese

16 Comentarios

  • Responder Beatriz - 15/01/2013 de 9:48 pm

    Qué buena idea!!!
    Ahora mismo me hago uno :)

    • Responder Siete Pinceles 15/01/2013 de 10:41 pm

      :D ¡¡Me alegro que te haya gustado!! Ya me contarás si lo haces con esta etiqueta o a tu manera.
      Un besico y mil gracias por pasarte. Siempre hace ilusión ^^

  • Responder Sandra Partera 15/01/2013 de 10:41 pm

    Pues no puede gustarme más tu idea, mañana mismo la imprimo. No puedo evitar hacerlo! Jooo gracias por compartir tal cosa bonita!! Que ese tarro se llene de muchas sonrisas! Feliz año.

    • Responder Siete Pinceles 16/01/2013 de 12:04 am

      :D ¡¡Me alegro que te vayas a hacer un tarro anticatarro tu también!!
      Muchas gracias ^^ ¡igualmente! Yo creo que si ya vamos tan predispuestas con este tipo de cosas, el 2013 es nuestro jeje.
      ¡Un besico!

  • Responder smileformebettie 15/01/2013 de 11:30 pm

    Pues a mí la historia del buscador de Jorge Bucay me toca las narices soberanamente XD Recuerdo que la leí por primera vez con 16 años y me quedé con cara de WTF? cuando la acabé. Sin embargo, y sin ser tan drástica como él, sí que es verdad que a veces tenemos más presente lo negativo que lo positivo. A lo mejor yo también me apunto :)

    • Responder Siete Pinceles 16/01/2013 de 12:09 am

      jajaja Yo creo que Jorge Bucay, o te encanta, o lo odias. Y si vieras mi estantería sabrías de que bando estoy jaja. Hombre, sus cosas suenan muy utópicas y a veces roza la sensiblería fácil, pero cada uno tiene que sacar lo que se le ajuste a sí mismo.
      El caso es que hay que ver el vaso medio lleno, sea leyendo a Bucay o viendo una película de acción :)

      Un besito y mil gracias por pasarte.

  • Responder Ayla Oso 19/01/2013 de 6:47 pm

    Ohhh, no dejas de sorprenderme, pero me apunto yo también, voy a imprimirla yo también :P, y bueno también pienso que no se porque parece que todo lo malo el cerebro siempre este más predispuesto a rememorarlo, que asquito :(

    • Responder Siete Pinceles 19/01/2013 de 7:10 pm

      ^^ ¡¡Como me gusta que uséis lo que aquí enseño!! Me alegra mucho que te haya gustado.
      Un besico y ¡gracias por pasarte y comentar!

  • Responder Lorena Claros 21/01/2013 de 11:30 am

    Ay, que me han puesto tras tu pista y creía que te había encontrado pero no eras tu. Me acordaría porque tu tarro es fantástico y de haberlo visto antes me hubiera hecho uno igualico al tuyo : ) 
    A mi la historia del buscador me parece soberbia, obvio que es una parábola y que hay mucho que extrapolar, pero la idea de que debemos quedarnos con lo bueno y que al final esto es lo único que debería importar, que quieres que te diga…me encanta! You may say I’m a dreamer … jajjaja
    Me ha encantado toparme con tu blog!Besos

    • Responder Siete Pinceles 21/01/2013 de 5:39 pm

      ¡Lorena! Hemos hechos tarros hermanos :D

      No conocía tu blog, ¡¡y me voy a pasar ahora mismo a profundizar!!
      jajaja yo sé que hay gente que odia ese tipo de historias de Bucay… pero mi blog es un reflejo de lo que soy y no pude evitar ponerlo. Y yo como tú, ¡soy una soñadora! :)))

      Un besazo y mil gracias por comentar, ¡¡me ha hecho mucha ilusión!!

  • Responder winnie 2 23/01/2013 de 7:52 pm

    que buena idea! me gusta lo de recordar las cosas agradables que nos han pasado, porque es cierto que muchas veces nos quedamos solo con lo negativo.

    • Responder Siete Pinceles 28/01/2013 de 1:47 pm

      Por eso este tipo de ideas, aunque parezcan tontas, son muy útiles ^^
      Gracias por pasarte y comentar.
      ¡Un besico! :)

  • Responder Marilia . 02/02/2013 de 8:58 pm

    Bueno, bueno, qué productiva estás últimamente, igualito que yo, ejeje… 
    Eso es bueno!! A ver si consigo actualizarme…Me encanta la idea!! Porque lo que más te hace feliz es recordar toda esa cantidad de cosas que te hacen feliz!! Así que es una idea estupenda para esos días que por cualquier pequeña o gran cosa estemos depre, o un problemilla se haya hecho un hueco en nuestra mente como una china en un zapato; nos sacará de nuevo una sonrisa y nos ayudará a recordar aquello que nos hacía sentir bien para poder repetirlo en esos momentos de necesidad. O tan sólo por el hecho reconfortante de saber cuán feliz has sido durante ese tiempo!Me quedo con la idea!!La etiqueta es fantástica, me encanta esa estética. No sabía que se podían hacer ese tipo de cosas con el Photoshop…! Qué mundo por descubrir…Eres un sol, trasmites siempre buen rollito y buena energía! No cambies!!Un besico muuuu grande!!

    • Responder Siete Pinceles 07/03/2013 de 1:35 am

      Ahora leo tu comentario y me da pena… porque mi productividad se fue al garete :( Pero fue culpa de mi portátil, que decidió morir (se vé que le estaba presionando demasiado… pobre! jaja).

      Siempre he querido pensar que soy una persona positiva, y quiero seguir así. Sé que esta idea puede resultar demasiado romanticona o moña, pero su significado es muy propio de mí… Me encanta. Recordar las pequeñas cosas que nos hacen sentir bien, nos da fuerzas, un sentido y una dirección :)

      Qué gusto leer comentarios tuyos :) ¡¡Un besito gigante!!

  • Responder Sonia 31/12/2013 de 1:10 pm

    Hola María José,

    desde hace algunos años no celebramos la Navidad en mi casa por motivos más que justificados. Perdí a mi única hermana, de 17 años.

    Este año he decidido dar una sorpresa a mis padres dejando regalos bajo un árbol inexistente (aprovecharé alguna maceta), pero no pienso comprar nada. Un día mi madre me dijo que las mejores cosas de la vida son gratis, y al ver este post ¡¡he encontrado justo lo que estaba buscando!!

    Llego un año tarde, pero creo que llego justo a tiempo.

    Muchas gracias. Te cojo el diseño :D

    • Responder Siete Pinceles 02/01/2014 de 3:43 pm

      Hola Sonia,

      Siento muchísimo lo de tu hermana, no me puedo imaginar algo así…
      Estoy de acuerdo con tu madre en que las cosas realmente importantes son gratis. Me alegro que te guste la idea del tarro, ¡yo también creo que puede ser un buen regalo! Yo abrí el mío hace dos días y me ha encantado recordar cosas del 2013 que mi memoria no había retenido.

      Gracias a ti por tu comentario y por compartir conmigo :)

      ¡¡Te mando un besazo enorme!!

    Dejar un comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies